La ansiedad  en numerosas ocasiones pasa por adelantar un futuro que no ha llegado y se hace con los peores pronósticos. El controlar la ansiedad se hace necesario para sentirse mejor, ser efectivos y evitar los inconvenientes de salud que trae asociada la ansiedad.

Para calmar la ansiedad y los nervios hay que tomar en cuenta:

  • Tomarse una pausa de cinco minutos, el no hacer nada varias veces es la mejor manera de hacer, siendo una técnica sencilla y efectiva para controlar la ansiedad.
  • Respirar de manera profunda por alrededor de cinco minutos, se tiene como ventaja el alcanzar buen estado de relajación, ya que por lo general cuando hay ansiedad se respira de manera superficial empeorando los síntomas.
  • Otro método es el imaginarse una escena relajante, una que realmente funcione podría ser un paseo por la montaña u otra cosa que sea de su agrado.
  • Evita la cafeína puesto que tiene un efecto estimulante que hace sentir más en estado de alerta, tomando en cuenta que la cafeína se encuentra presente en otros productos además del café un ejemplo de ello la coca-coca y en las bebidas energéticas que hay en el mercado.  
  • Oír música relajante es la recomendable, u otra de su preferencia para alcanzar el estado de relajamiento.
  • El hacer deporte, es una herramienta poderosa contra la ansiedad; ha sido demostrado que el practicar deporte de manera regular disminuye los niveles de ansiedad y hasta hace que los síntomas sean más leves, el caminar media hora por lo menos tres veces a la semana representa bastante para combatir la ansiedad.
  • Aliméntese bien, haga ejercicio, duerme lo suficiente para así enfrentar los altibajos de la vida.

Desdichadamente, no siempre se puede trabajar la ansiedad a tiempo, trayendo  como consecuencia el descontrol.

En definitiva si no se hace nada para vencer o calmar la ansiedad, haz ejercicio. Sin lugar a dudas es el mejor modo y suficientemente recomendada de autocuidado para la ansiedad, intente llevar a cabo cualquier actividad que sea de su agrado entre 20 y 30 minutos por día.

Sonríe, respira y ve despacio”

Los ataques de ansiedad  son típicos, violentos, súbitos, tensos y rápidos produciendo demasiado malestar. Presentando palpitaciones, sensación de taquicardia, falta de aire, presión en el pecho y sudoración. Aunque hay pacientes que presentan mareos que más que mareo es la sensación de inseguridad o aturdimiento, miedo a perder el conocimiento, hormigueo y rigidez. Además de los síntomas físicos pueden presentarse algunos psicológicos como la sensación de que algunas cosas no son reales alrededor del mismo o presenta aspecto que no es reconocido, en fin el miedo a perder el control y volverse loco.

Es difícil el identificar un ataque de ansiedad como tal, son muchas las personas que cuando tienen un ataque de ansiedad creen que les está dando un ataque al corazón, debido a lo bruscos e intensas sensaciones que experimentan en el lapso de un ataque de ansiedad.

El máximo peligro para una persona que padece de un ataque de ansiedad no es morirse, sino desarrollar aislamiento, puesto que un ataque de pánico emerge repentina e inesperadamente, la mayoría del tiempo sin aparente motivo. Una vez que se ha sufrido un ataque de ansiedad es muy fácil que la persona comience a temer a sufrir otra crisis, por lo que  origina lo que se llama el miedo al miedo, una espiral de miedo que vincula la perturbación.

En un ataque de ansiedad o ansiedad

  • Puede ser debido a un desencadenante específico como un examen, problemas en el trabajo, de salud, problema sentimental entre otros.
  • No es una afección diagnosticable
  • Es poco severo que un ataque de pánico
  • Puede desarrollarse progresivamente cuando la persona se siente ansiosa.
  • Involucra síntomas físicos, latidos cardíacos acelerados o un nudo en el estómago.

Una persona con perturbaciones de pánico puede experimentar ansiedad por el simple hecho de que va a sufrir un ataque de pánico; la  inseguridad sobre si ocurrirá un ataque o cuándo sucederá puede inducir a la ansiedad entre los ataques.

La ansiedad se manifiesta a través de síntomas físicos y psicológicos, que al ser reconocidos pueden detenerse, siendo uno de los males de la sociedad actual, se puede tratar de minimizar de modo que contribuya a mejorar la calidad de vida de quien la padece, por tanto se proponen 10 técnicas para  reducir la ansiedad:

  • Inspirar y expirar de manera correcta, ya que con ello se activan los mecanismos pulmonares, si lo hace durante cinco a diez minutos ayuda a controlar la ansiedad de manera que el cuerpo y la mente están concentrados en la actividad.
  • Una de las técnicas que ayudan a reducir la ansiedad es el caminar en espacios abiertos, concentrándose en los pasos, mas no aquellos que son dados por la rabia o el miedo.
  • El meditar es otra actividad recomendada, sin embargo en un comienzo puede resultar un tanto complicado. Aislar del pensamiento o la situación que concibe ansiedad, ubicando la mente en otra idea ayuda a reducir la ansiedad.
  • Las personas hayan en la música el ritmo necesario que hacen disminuir la ansiedad. Sobre todo la música clásica es relajante, libera la mente de ansiedades, así sea de manera parcial; siendo conveniente no oírla a tan alto volumen, pues es todo lo contrario provoca tensión innecesaria al oído.
  • El hablar con otra persona, ayuda a reducir preocupaciones, el conversar sobre cualquier tema ayuda a  que el cuerpo y la mente se escapen de la ansiedad.
  • Correr o hacer actividades físicas, ayuda a desconectarse de los problemas cotidianos, en caso de la ansiedad activa y libera músculos del cuerpo que están en tensión por los nervios.
  • Se ha de poner atención en el presente, ya que al dejarnos llevar por la ansiedad la mente solo proporciona atención a este ambiente, que en reiteradas oportunidades se escapa de las manos, siendo mejor el poner atención a lo que está delante de nosotros y en lo que tenemos a mano.
  • Al estar ansiosos es muy difícil hallar motivos para reír, está demostrado que reír ayuda a luchar contra la ansiedad.
  • Recordar momentos felices, dejando atrás los malos momentos.
  • El jugar con las mascotas ayudan a disminuir las tensiones de ansiedad, los animales perciben los malos momentos de sus dueños y sufren con ellos.

Es bastante notorio, que hoy día es inevitable no sentir ansiedad, pues constantemente estamos oyendo noticias  espantosas, encontramos trancas en las calles por el tráfico, preocupaciones por dinero o trabajo. Donde este tipo de preocupaciones dan pie a cosas más serias como la depresión, ataques de pánico o enfermedades.

Sin embargo hay en existencia medicinas y remedios para reconocer esto, o en otro caso el usar remedios naturales, a continuación se dará a conocer modos para controlar el estrés y la ansiedad de modo natural.

  • Una de las cosas que se han de hacer es relajarse y alejarse del estrés de la vida cotidiana, por medio de la meditación. Siendo que la meditación ha sido empleada por bastantes personas, y así darle mejoría a su estado de ánimo, obteniendo con ello salud y el llevar un estilo de vida sano. La meditación ayuda a descender la presión, calmar dolores y mejorar el rendimiento cognitivo; lo mejor de ello es que puede hacerlo a cualquier hora y en cualquier sitio, necesitando tan solo un espacio cómodo para colocar los pies sobre el suelo y acostarse y así poner la mente en blanco por alrededor de unos 10 minutos al día al comienzo ya luego podrá extender más el tiempo.
  • Otro modo natural de relajación es el hacer ejercicios o practicar yoga, ya que el hacer ejercicio libera endorfinas, las hormonas relacionadas con el buen humor y que además forman sensación placentera. Así que el hacer yoga trae consigo beneficios como es el fortalecer y mejorar el sueño, mejora la conexión del cuerpo con el alma, elimina dolores, crear sensación de amor al cuerpo y por supuesto controla la ansiedad.
  • Los aceites naturales han sido utilizados desde hace muchísimo tiempo al igual que la meditación, los cuales sirven para reducir la ansiedad y el estrés, ya que son 100% naturales, siendo una excelente idea para la relajación; bien sean comprados para relajar o para ser usados en un baño, los aceites con esencias pueden ser un excelente aliado para la relajarse, además que pueden ser llevados en el bolso o simplemente tenerlos en el carro a la mano para cuando se necesiten. Los aceites más recomendados son los de lavanda, manzanilla, entre otros.
  • Del mismo modo, se ha de llevar una dieta balanceada, siendo importante para así comprimir el estado de ansiedad, en su mayoría las personas cuando sienten ansiedad tienen antojos de azúcares, chocolates, el ingerir estos alimentos se sienten bien por un tiempo corto, otorgando energía, lo negativo es que pasado cierto tiempo la sensación se pierde y retorna a sentirse fatal. Por lo tanto ha de consumir alimentos altos en vitamina B, calcio, magnesio y Omega 3; además de incluir el pescado, verduras, proteínas, aceite de oliva, de coco y aguacate. Puesto que estos alimentos ayudan a mejorar el estado de ánimo y eliminan la ansiedad mejorando así la concentración, en otro orden también se eliminar los estimulantes como el café y las bebidas alcohólicas.

Si tiene como hábito el beber algo  antes de ir a la cama, consuma manzanilla que calma los nervios y surte efecto como calmante sobre los síntomas de la ansiedad.